18.2.12

Robar no es hacer changas

Hoy todo es polémica entre el gobierno y la oposición. Y, sin embargo, estos dichos del diputado Aníbal Pereyra pasaron desapercibidos.
Pereyra es uno de los legisladores del MPP, el grupo político orientado y liderado por el presidente José Mujica. También integra la dirección del  MLN-Tupamaros. Es representante nacional por el departamento de Rocha. Tiene 46 años.
Diputado Aníbal Pereyra
En enero le dijo a El País:
“Una de las fortalezas más grandes que tiene Uruguay para el turismo es la seguridad. Aunque así como hay gente que viene a hacer la temporada de verano, hay delincuentes que van a hacer la changa. Hoy hay lugares tan alejados de los centros urbanos que si no tienen criterios de seguridad algún día los van a afanar. Si se ostenta determinada cosa, algún día los que andan en la vuelta lo pueden robar y de eso hay gente que no se da cuenta”.
Pereyra se refería a algunos robos en el este del país, en zonas al parecer muy apartadas. Reclamaba que quienes residen en esos parajes tomen medidas de seguridad para no ser desvalijados.
Pero eso no es lo insólito. Lo asombroso es que afirme que “hay delincuentes que van a hacer la changa”. Y lo pasmoso es que nadie diga nada.
Hacer una changa en Uruguay es hacer un trabajo menor, pequeño, informal. El que vive de changas seguramente no tiene una gran preparación, quizás no le guste tener un empleo formal, puede que no sea muy laborioso, que sea un poco vago, perezoso, que rehúya las responsabilidades. Puede ser, o quizás no sea nada de eso. Pero lo que es seguro es que quien vive de hacer changas es una persona decente. Hacer changas no es andar robando. El que vive de changas no es un ladrón. Los delincuentes, diputado Pereyra, no hacen changas.
La declaración del legislador es una prueba más de hasta qué punto vivimos en una sociedad que no condena al delito, que lo legitima.
Robar es como trabajar para el diputado Pereyra. Y no solo para él.
Antes la explicación era que había tanto delito porque había mucha pobreza. Pero la pobreza cayó y el delito no. Antes faltaban ayudas sociales. Ahora se vuelcan millones, pero los delincuentes no se enteran.
El problema está en otro lado.
Es un problema cultural, de discurso, está en las palabras. Y no cambiará mientras robar sea tan legítimo como changar o trabajar.

6 comentarios:

  1. se aplaude la "viveza criolla", el que compró algo más barato de lo habitual aunque sea de dudosa procedencia, se condena a los "que están guardados", a esos sí, no se quiere que ni se los trate como personas, pero a los "vivos" que están delinquiendo, se los respeta, y hasta se los admira o envidia, se tolera la informalidad, se tolera la evasión, se condena el solo mencionar que se debería controlar documentación y porte de armas en la vía pública, hasta te llegan a tratar de "facho" por "querer que vuelvan las razzias"... , en fin, hay mucho por hacer, y se puede, siempre y cuando haya voluntad política, y una sociedad comprometida, que no mire para el otro lado cuando alguien "mete la mano en la lata"...

    ResponderEliminar
  2. El discurso político como el de la calle no resiste a la RAE, como muchas obras de arte no resisten lo que sobre ella dicen los críticos. No me queda claro si al decir "changa" se minimiza o en realidad se quiso enfatizar al hecho aislado, que sale de lo normal para la zona, o ladrón de temporada, algo así como "en este pueblo no hay ladrones vienen de la capital".

    De una u otra forma lo que me preocupa es que el estado admita que existen áreas fuera del control del estado o saber cual es el limite donde comienza la ostentación...el saber que uno siempre debe estar mirando sobre su hombro y admitirlo como normal.

    ResponderEliminar
  3. la confusion de los terminos, la normalizacion de conductas antisociales con discursos permisivos a costo de todos seguramente no contribuye en el camino hacia un futuro mejor...ya lo decia Discepolo hace casi 60 años:
    "No pienses más; sentate a un lao,
    que ha nadie importa si naciste honrao...
    Es lo mismo el que labura
    noche y día como un buey,
    que el que vive de los otros,
    que el que mata, que el que cura,
    o está fuera de la ley..."
    BG

    ResponderEliminar
  4. Uno de los grandes problemas que tiene el partido politico ( que ya es un partido tradicional mas de nuestro pais ) que actualmente gobierna al pais, es no saber reconocer la realidad que lo rodea, y en gran medida, en el espiritu de muchos de sus integrantes, tener el preconcepto de que " los malos " lo son por " tener plata ", que los males de la sociedad son culpa de los " oligarcas p .... " como dijo algun legislador a otro de la oposicion en algun momento, o de los " cajetillas " como dijo nuestro presidente, considerandose que aquellos que van a un shopping por el simple hecho de ir ya lo son, y por lo tanto, por contra, todo aquello que no es lo anteriormente mencionado debe ser aceptado, y si toman algo perteneciente a aquellos, bueno, es porque lo necesitan; no comprenden que una sociedad civilizada no puede aceptar al robo como " una changa ", ni considerar que " es logico y hasta de sentido comun " robar en determinado lugar porque " alli esta la plata ". En sus graves errores dejan entrever su pensamiento de toda la vida, que lo unico " digno " es la pobreza. El verdadero problema, es que ya comenzaron a aceptar como algo digno a la pobreza moral y educativa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. concuerdo 100% contigo. es lamentable, pero cierto.
      y es increíble que a un tipo que dice estas atrocidades le estemos pagando sueldo de diputado!!!!! EXIJO QUE LO ECHEN YA MISMO!!!

      Eliminar
  5. No se loco pero estoy podrido de escuchar cuentos de gente que se va de vacaciones a lugares tranquilos y los afanan...ya ni en el medio del campo estas tranquilo. Pero el MPP tranqui, la mayoria tiene buen laburo y puede pagarse vacaciones en lugares inaccesibles para los chorros

    ResponderEliminar

Últimos comentarios

Páginas vistas

Etiquetas

accidentes de tránsito Alejandro Atchugarry Alimentación Álvaro Moré Amodio Pérez Argentina aviación Bolivia Brasil Carlos Koncke; Alejandro Vegh Villegas Carlos Liscano Cesáreo Berisso charrúas Che Guevara. Checoslovaquia Ciudad de la Costa Comunidad Jerusalén Creative Commons Crónicas de sangre sudor y lágrimas Crónicas y reportajes Cuba Cultura Daniel Vidart delincuencia Democracia Derechos humanos diarios dictadura dictadura. Doble discurso europeo Eduardo Galeano Eduardo Pérez Silveira. Libros educación empleados públicos Engler entrevistas Evo Morales Fernández Huidobro financiamiento de los partidos políticos Fútbol Gabriel Ohanian Gabriel Pereyra Gavazzo Gente que no sabe leer y tergiversa lo que uno escribe Grasas trans (transexuales) guaraníes Gustavo Zerbino Historia historia reciente Historias tupamaras Historias uruguayas. Hugo Batalla Intendencia de Canelones internet Israel Italia Jaime Roos Jorge Batlle Jorge Zabalza Jose Mujica Juan Salgado La República Leonardo Sbaraglia Liberaij Libros Libros. Liber Luis Almagro Luis Lacalle Maltrato animal Maracaná Marcelo Estefanell Medio ambiente Milicos y tupas MLN-T Montevideo Música Neber Araújo nombres raros Oscar Tabárez Palestina Paraguay Partido Colorado Partido Comunista Paz Peñarol periodismo periodismo cloacal Perú Plagios y otras situaciones dudosas Política uruguaya Pollo homosexualizante Primavera de Praga publicidad redes sociales Relato Oculto Renzo Pi Hugarte sabihondos Salud Sin comentarios sindicatos Sirios en Uruguay Sobre lo políticamente correcto Sonia Breccia Televisión terrorismo tortura trabajo Uruguay Venezuela Víctor Hugo Morales. Violencia doméstica Visto y/o oído zoológico

Atención

Los derechos de los textos
publicados en El Informante
pertenecen a Leonardo Haberkorn.
No se permite la reproducción
sin autorización del autor.