2.3.13

Gloria y tormento


El mejor libro que leí sobre los negros uruguayos es Gloria y tormento, la novela de José Leandro Andrade, de Jorge Chagas.
No se trata solo de un buen libro sobre los negros, es un gran libro, simplemente, a secas.
Yambo Kenia lo usó para montar uno de sus espectáculos, lo que lo llevó a ganar un primer premio en el concurso de Carnaval. Ni siquiera le pidieron permiso a Chagas, no se tomaron siquiera la molestia de avisarle. Como si un texto así fuera algo que pudiera encontrarse tirado en la calle, a la vuelta de una esquina. Qué país el Uruguay.
Gloria y Tormento de todos modos tuvo su reconocimiento: en 2003 ganó el primer premio de Narrativa Inédita del Ministerio de Educación y Cultura, entre otros premios. Chagas, a su vez, tiene un merecido prestigio como periodista, escritor e investigador.
Hace poco volví a releer el estremecedor capítulo 13 de esta novela. Trata de un momento traumático para los negros uruguayos. José Leandro Andrade, la Maravilla Negra, acaba de volver al Uruguay con la medalla de oro de Colombes colgada en su pecho. Se ha consagrado como el mejor futbolista del mundo, Europa entera se ha rendido a su embrujo, y los negros uruguayos sienten que su triunfo es el suyo. Le preparan una recepción magnífica, una caravana de tambores, una cena de lujo con 400 invitados, un mantel especialmente bordado a mano para la ocasión. Pero Andrade falta a la cita. Está en Montevideo pero desprecia a sus hermanos.
Portada del libro Gloria y Tormento: la novela de José Leandro AndradeChagas es negro. Tuve el placer de trabajar con él en el semanario Aquí donde todos reíamos con sus desopilantes anécdotas y siempre lo llamábamos con cariño el Negro Chagas. En Gloria y tormento, que es novela pero está basada en un profunda investigación que llevó cinco años, Chagas habla de principio a fin sobre su gente. He vuelto a leer parte del libro en estos días. El autor emplea una y otra vez las palabras “negro” y “negra”, no encontré una sola vez la palabra “afrodescendiente”.
¿Podía ser de otra manera?
Hoy un 40% de los negros uruguayos vive en la pobreza. El viceministro de Educación y Cultura debería saber que si de verdad quiere ayudar a esta gente no tiene que montar una guerra contra el diccionario, sino trabajar para que los negros uruguayos puedan enviar a sus hijos a una escuela, a un liceo y a una universidad que funcionen. Los negros pobres no necesitan nada de la Real Academia. Necesitan sí un sistema educativo que logre enseñarles a escribir en español tan bien como Chagas. Necesitan ser capaces de leer un libro como Gloria y tormento y comprenderlo. Precisan aprender a investigar, a solucionar problemas. Necesitan hablar en inglés. Educación. Basta de limosna y marketing.

el.informante.blog@gmail.com

5 comentarios:

  1. bueno muy bueno...yo como obesodescendiente te felicito, los italodescendientes de mis familiares también. Un dato muy bueno es que el 40 % de los negros viven en la pobreza. y que porcentaje de blancos vive en la pobreza?? porque según los datos en el Uruguay existe casi un 50% de pobres. si calculas la cantidad de negros pobres 40% DE LOS NEGROS no de la sociedad en su conjunto. Calcula que porcentaje de blancos vive en la pobreza.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien Haberkorn, es asi como tu dices, apoyado.
    Resumes brillantemente lo que necesitan los negros, y los pobres, y todos.
    Esto es igual que la violencia de "genero", como si las personas tuvieramos genero, igual que los homosexuales, es un aprovechamiento indigno y asqueroso de los politicos y los gobiernos.
    Hay pobres porque hay ricos, y hay analfabetos porque a estos les conviene que haya.
    Basta de limosna y marketing, tomemos esta consigna, me parece correctisima.
    Salud.

    ResponderEliminar
  3. muy buen artículo para una sociedad cada vez más hipócrita

    ResponderEliminar
  4. Graciela Leguizamón envía el siguiente comentario:

    Jorge y Leonardo:
    Coincido con la interpretación del capitulo al que se hace referencia. Hace unos años preparé una presentación que fue expuesta en el Ministerio de RR.EE. cuando la presentación del libro. Desafortunadamente, somos un colectivo que aun necesitamos primero asumirnos como tal, saber más sobre nosotros mismos y nuestros grandes referentes, tener más consciente el significado de las palabras, para entender que aunque cambien o se sustituyan, lo que más importa es cómo somos visibilizados en la sociedad y la eliminación de estereotipos (que los hay para todas las etnias).
    Respeto y tolerancia son los valores que deberíamos trabajar, porque si desde pequeños somos inculcados en esa ruta, tendremos mejores adultos. (...) Sé que muchos piensan diferente en cuanto a la "eliminación de palabras", pero, repito, creo que todo empieza y termina en la forma en que aun somos visibilizados y la falta de información sobre nuestros aportes, que no sólo son el tamboril y el candombe. Somos los descendientes de gran parte de la energía que se le dió a este país con la sangre de los Soldados Negros, con la leche y la sabiduría de las Amas de Crianza las que fueron más madres que las de vientre,y con el trabajo esclavo, para que fuera un país.
    Por otra parte, entiendo que Yambo Kenia difundió una obra y una circunstancia que debería ser más conocida como la vida del campeón de oro José Leandro Andrade, y la comunidad afro o negra uruguaya. El Carnaval es efímero pero llega a un público que quizás no concurra a otros espacios.
    Tal vez la obra para ser compartida a nivel escolar tiene momentos fuertes, pero es una gran obra histórica, narrativa y costumbrista y que pertenece al discurso uruguayo, ideal para los liceales. Es más fácil que los jóvenes comprendan la historia si se la brindamos en un formato mas divertido y atractivo para leer y sobre todo que los pueda llevar a un profunda reflexión y comprensión sobre esta tensa problemática de la discriminación. Discriminación que nuestro Uruguay no tiene consciente porque se dice que "no discrimina", sin embargo aún en las escuelas los niños siguen diciéndoles a los niños negros "cafe con leche", "vas como mosca en la leche" o el cantito "negrito cachumbambé..." Si no discriminamos: ¿quién les enseña?
    No se puede respetar una historia desconocida e incontada, para borrar 300 años de humillaciones, desprestigio y desprecios. Hay que trabajar mucho dentro del colectivo enseñando la historia que la mayoría desconoce, los enormes referentes culturales que tuvimos y se desconocen, hombres y mujeres brillantes que formaron parte de la cultura africana en Uruguay en periodismo, arte, creativos trabajadores y trabajadoras anónimos, y debemos con ese equipaje difundir a todos aquellos que fueron nuestro sostén. De esta forma los niños sentirán el Orgullo de ser negros o afrodescendientes, sin que les pesen las palabras, porque dentro de sí sabrán que forman parte de un rico grupo humano que viene de reyes, de enormes culturas ancestrales africanas, que la esclavitud fue terrible, pero que gracias a la riqueza interior, a la fuerza y nobleza sobrevivimos a muchos "amos". Sabrán que muchas técnicas hoy utilizadas fueron creadas por nuestros ancestros, sabrán que vinimos aunque obligados también en barcos, que aportamos muchos valores y tradiciones.
    Soy uruguaya con ancestros negros y blancos, mestiza como la mayoría de nuestra América, nacida en un hogar en donde se me inculcó el respeto, la tolerancia y el valor de la Cultura y he estado desde hace unos 9 años difundiendo escritores y artistas afrouruguayos, y aunque me digan lo contrario, en la mayoría de los eventos que he realizado he notado que tanto gente de la Comunidad como "blancos" han quedado deslumbrados y admirados de la obra tan importante de nuestros mayores, porque la desconocían. Muchos han reflexionado y muchísimos han modificado la forma en que nos ven.

    ResponderEliminar
  5. Permiso, pero quero dar mi opinión. La comunidad negra(o afrodescendiente) se queja por que son discriminados. Quiénes son los primeros en discriminar?, ellos. Hay otras personas que son diferentes a los prototipos que se ven en cine o prensa, y éstos sufren discriminación porque se los señala. Entiendo y comparto que la población morena, pues negra estimo que son pocos, pues hay mucha mezcla de razas, debe estudiar. muchos ya lo han hecho y ocupan lugares importantes en la sociedad. Cuál es la diferencia, pues su preparació, como con el resto de la gente que habita en este país. No todo el mundo asocia al carnaval con los afrodescendientes, cuantos blancos se han integrado a las comparsas. La educación es todo para todos, y si hay niños negros pobres tambén los hay blancos. Sabemos que no se les cierran las puertas de escuelas o universidades, por lo que pueden estudiar, si no lo hacen serán pobres como cualquiera pues no podrán acceder al sistema laboral. NO creo que decir negro sea peyorativo,excepto si se le agrega algún epíteto ofensivo, pero eso le pasa a todo el mundo, son los adjetivos quienes hieren no los sustantivos- Por mi parte, veo a ese "colectivo" demasiado desesperado en disimular su color. No es el tono de la piel lo que se señala, sino el modus vivendis, y la propia discriminación por sentirse disminuidos por ser quienes son. Ni negros, ni obesos, ni descapacitados, ni judíos o de cualquier otra religión que no sea la cristiana son diferentes, todos tenenos cerebro, corazón y alma por nombrar sólo algunos, por tanto está bueno que se MUESTREN aquellos que pueden hacer cosas buenas, no por ser diferentes, sino por ser personas. De esa manera, dejarán de lado el arquetipo en el que están inmersos, y `pdrán andar en paz. El pasado fue el pasado, malo para muchas personas, pero ahora estamos en el hoy, y en el futuro, por lo que creo, que el estudio y la autoestima debe ser lo que prime en sus vidas.

    ResponderEliminar

Últimos comentarios

Páginas vistas

Etiquetas

accidentes de tránsito Alejandro Atchugarry Alimentación Álvaro Moré Amodio Pérez Ancap Argentina aviación Bolivia Brasil Carlos Koncke; Alejandro Vegh Villegas Carlos Liscano Cesáreo Berisso charrúas Che Guevara. Checoslovaquia Ciudad de la Costa Comunidad Jerusalén Creative Commons Crónicas de sangre sudor y lágrimas Crónicas y reportajes Cuba Cultura Daniel Vidart delincuencia Democracia Derechos humanos diarios dictadura dictadura. Doble discurso europeo Eduardo Galeano Eduardo Pérez Silveira. Libros educación empleados públicos Engler entrevistas Evo Morales Fernández Huidobro financiamiento de los partidos políticos Fútbol Gabriel Ohanian Gabriel Pereyra Gavazzo Gente que no sabe leer y tergiversa lo que uno escribe Grasas trans (transexuales) guaraníes Gustavo Zerbino Historia historia reciente Historias tupamaras Historias uruguayas. Hugo Batalla Intendencia de Canelones internet Israel Italia Jaime Roos Jorge Batlle Jorge Zabalza Jose Mujica Juan Salgado La República Leonardo Sbaraglia Liberaij Libros Libros. Liber Luis Almagro Luis Lacalle Maltrato animal Maracaná Marcelo Estefanell Medio ambiente Milicos y tupas MLN-T Montevideo Música Neber Araújo nombres raros Oscar Tabárez Palestina Paraguay Partido Colorado Partido Comunista Paz Peñarol periodismo periodismo cloacal Perú Plagios y otras situaciones dudosas Pluna Política uruguaya Pollo homosexualizante Primavera de Praga publicidad Raúl Sendic redes sociales Relato Oculto Renzo Pi Hugarte sabihondos Salud Sin comentarios sindicatos Sirios en Uruguay Sobre lo políticamente correcto Sonia Breccia Televisión terrorismo tortura trabajo Uruguay Venezuela Víctor Hugo Morales. Violencia doméstica Visto y/o oído zoológico

Atención

Los derechos de los textos
publicados en El Informante
pertenecen a Leonardo Haberkorn.
No se permite la reproducción
sin autorización del autor.