28.9.10

Anestesiados sin anestesia

Miles de niños uruguayos que necesitan ser operados no pueden serlo porque Salud Pública no tiene anestesistas suficientes. Solo en el hospital Pereira Rossell son 1.400 los niños rehenes que esperan. “Esta situación se repite en todos los grandes hospitales de Salud Pública”, informó el diario El Observador en su edición del viernes 24.
Es una “emergencia” dijo el presidente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado. Para solucionarla, la idea es contratar a un plantel de anestesistas full time. Pero el gerente general del organismo, Enrique Buccino, afirmó que tal solución hoy no se puede cumplir porque “no tenemos los fondos como para poder lanzarla”.
Lo curioso del caso es que mientras no hay dinero para contratar anestesistas, sí lo hay para generar en el Presupuesto más de 60 nuevos cargos de confianza política, incluyendo un batallón de inútiles e innecesarios delegados del presidente de la República en el interior del país. El Uruguay que no puede contratar anestesistas en su principal hospital de niños es el mismo que acaba de saturar su territorio de alcaldes. El mismo que le paga 4.000 dólares mensuales a cada uno de los nuevos ocho alcaldes de Montevideo, todos derrotados por el voto en blanco. Es el anestesiado país que ahora se apresta de tapizar el mapa de la República de decenas de nuevos cargos políticos, burócratas privilegiados, replicantes del clientelismo.
Que no se diga que el dinero falta, porque es evidente que para algunas cosas sobra.

Artículo de Leonardo Haberkorn
Prohibida su reproducción sin autorización del autor
el.informante.blog@gmail.com
También sobre este tema: http://leonardohaberkorn.blogspot.com/2010/09/la-pasta-base-de-la-politica.html
http://leonardohaberkorn.blogspot.com/2010/09/aumento-salarial-para-algunos-ministros.html

Últimos comentarios

Páginas vistas

Etiquetas

accidentes de tránsito Alejandro Atchugarry Alimentación Álvaro Moré Amodio Pérez Ancap Argentina aviación Bolivia Brasil Carlos Koncke; Alejandro Vegh Villegas Carlos Liscano Cesáreo Berisso charrúas Che Guevara. Checoslovaquia Ciudad de la Costa Comunidad Jerusalén Creative Commons Crónicas de sangre sudor y lágrimas Crónicas y reportajes Cuba Cultura Daniel Vidart delincuencia Democracia Derechos humanos diarios dictadura dictadura. Doble discurso europeo Eduardo Galeano Eduardo Pérez Silveira. Libros educación empleados públicos Engler entrevistas Evo Morales Fernández Huidobro financiamiento de los partidos políticos Fútbol Gabriel Ohanian Gabriel Pereyra Gavazzo Gente que no sabe leer y tergiversa lo que uno escribe Grasas trans (transexuales) guaraníes Gustavo Zerbino Historia historia reciente Historias tupamaras Historias uruguayas. Hugo Batalla Intendencia de Canelones internet Israel Italia Jaime Roos Jorge Batlle Jorge Zabalza Jose Mujica Juan Salgado La República Leonardo Sbaraglia Liberaij Libros Libros. Liber Luis Almagro Luis Lacalle Maltrato animal Maracaná Marcelo Estefanell Medio ambiente Milicos y tupas MLN-T Montevideo Música Neber Araújo nombres raros Oscar Tabárez Palestina Paraguay Partido Colorado Partido Comunista Paz Peñarol periodismo periodismo cloacal Perú Plagios y otras situaciones dudosas Pluna Política uruguaya Pollo homosexualizante Primavera de Praga publicidad Raúl Sendic redes sociales Relato Oculto Renzo Pi Hugarte sabihondos Salud Sin comentarios sindicatos Sirios en Uruguay Sobre lo políticamente correcto Sonia Breccia Televisión terrorismo tortura trabajo Uruguay Venezuela Víctor Hugo Morales. Violencia doméstica Visto y/o oído zoológico

Atención

Los derechos de los textos
publicados en El Informante
pertenecen a Leonardo Haberkorn.
No se permite la reproducción
sin autorización del autor.